domingo, 5 de febrero de 2017

Un poema sobre el día en que los musulmanes vean a su Señor. Tan hermosa, Al-lahu akbar, que te hará llorar...Poem about the day when the muslims will see their Lord. Sooo beautiful, Allahu Akbar, it will being tears to your eyes...

SAID AL AMANI VICTIMA DEL ATAQUE TERRORISTA DE QUEBEC... VICTIM OF THE QUEBEC TERRORIST ATTACK...

Saeed Al Amani es una de las víctimas de los tiroteos de la ciudad de Quebec. Le dispararon varias veces en el abdomen, perforando sus intestinos y la pierna. Es padre de 4 niños pequeños de 15, 13, 10 y 7 años. Su familia está solicitando que todos hagan dua (oración y suplica a DIOS) por su completa y pronta recuperación inshallah.
Saeed Al Amani is one of the victims of the Quebec City masjid shootings. He was shot multiple times in the abdomen, puncturing his intestines, and leg. A father of 4 young children, ages 15, 13, 10 and 7. His family is requesting you all make a dua (prayer to God)for his full and complete recovery inshallah.

viernes, 3 de febrero de 2017

jueves, 2 de febrero de 2017

Azzeddine Soufiane murió tratando de detener al terrorista atacante de la mezquita de Quebec. Su heroísmo salvó muchas vidas. Que Alá se apiade de los muertos. Comparte este video... Azzeddine Soufiane died trying to stop the Quebec mosque attacker. His heroism saved many lives. May Allah have mercy on those who were killed. Share this video

Descubren 168 poemas de moriscos que desmienten que hubieran perdido su cultura árabe


Esta minoría creaba, versificaba y componía en su lengua sobre leyendas, amor, religión y hechos contemporáneos. 

El cuerpo principal de la investigación de Ana Labarta y Carmen Barceló lo constituyen 56 poemas, copiados en un único códice de 180 folios. 

Se calcula que el mayor porcentaje de población morisca se concentraba en el Reino de Valencia.

 Esta minoría fue expulsada de la Península por orden del rey Felipe III en 1609.

Carmen Barceló y Ana Labarta, catedráticas del área de Estudios Árabes e Islámicos de la Universitat de València, han descubierto, traducido y editado 168 poemas en árabe dialectal compuestos por moriscos valencianos durante el siglo XVI. El hallazgo, formado por composiciones que requisó la Inquisición, confirma que esta minoría creaba, versificaba y componía en su lengua sobre leyendas, amor, religión y hechos contemporáneos, y que el árabe era una lengua de cultura en el momento. 

La trascendencia del trabajo de las dos investigadoras de la Universitat, que llevan más de 40 años estudiando la lengua y cultura moriscas, es reconocer la vitalidad de la literatura en árabe dialectal en la Península Ibérica hasta principios del siglo XVII, con la pervivencia de poemas antiguos y la elaboración de otros nuevos. "A pesar de que sabíamos que la comunidad morisca valenciana usaba a diario la lengua árabe hablada, estos poemas desmienten la idea de que la minoría sometida estaba degradada, llevaba una vida embrutecida y había perdido su cultura", apunta Ana Labarta. 

 Los moriscos eran los musulmanes que en 1520 fueron obligados a convertirse al cristianismo y bautizarse, bajo amenaza de expulsión. En algunos casos acabaron asimilándose a la cultura de los vencedores, en la mayoría no, y fueron expulsados a principios del siglo XVII de los reinos de la península por decreto del rey Felipe III en el año 1609. El cuerpo principal de la investigación de Ana Labarta y Carmen Barceló lo constituyen 56 poemas, copiados en un único códice o registro de 180 folios que se conserva en la Biblioteca Histórica de la Universitat de València. Aparte, las dos investigadoras han rastreado la documentación conservada en el Archivo Histórico Nacional de Madrid, donde se contienen materiales en su día requisados por la Inquisición a moriscos valencianos, así como el Archivo General de la Universidad de Pamplona y el Archivo Histórico Provincial de Málaga. "Con la expulsión se perdió el dialecto árabe que los moriscos valencianos hablaban, lo que nos ha obligado a deducir de los propios documentos el sentido y la estructura de los poemas", ha destacado Ana Labarta. 

Hasta ahora, los escritos conocidos de los moriscos valencianos eran cartas, anotaciones comerciales y de contabilidad o recetas médicas, entre otros. Con el nuevo trabajo, se pretende reivindicar el legado cultural compuesto por los moriscos valencianos del siglo XVI. La investigación de las dos profesoras de la Universitat es especialmente trascendente en el caso valenciano porque de todos los territorios de la península, el mayor porcentaje de población morisca se daba en el Reino de Valencia. 

Con la expulsión fueron embarcadas al norte de África entre 120.000 y 130.000 personas sobre una población de unas 400.000. Además, miles de moriscos murieron en los enfrentamientos que precedieron a la expulsión (batallas de Espadán; el Cavall Verd y Muela de Cortes, entre otras); en las largas caravanas hacia los puertos de embarque; fueron asesinados; o sus hijos (morisquets, en valenciano) secuestrados mientras padre y madre marchaban al éxodo. Tras el descubrimiento de los textos, las dos investigadoras se encontraron con la dificultad de transcribirlos. En muchos casos son poemas escritos al dictado, con palabras unidas entre sí. Ana Labarta y Carmen Barceló sostienen la tesis de que se trata de composiciones para ser cantadas en público. Los poemas se han ido localizando a lo largo de años en manuscritos árabes de temática poética o que se escribieron en árabe sobre hojas sueltas de papel conservadas de manera fortuita entre otros documentos. 

Se trata de unas composiciones tardías, que en su mayor parte no habían sido nunca editadas. Fuga de Callosa d’en Sarrià y libro La investigación desarrollada por las dos catedráticas de la Universitat de València ha sido publicada en el libro Cancionero Morisco, editado en 2016. Se trata de un conjunto que forma un corpus poético único en su género en la Literatura Árabe de carácter popular, del que no existen ejemplos similares en ningún otro lugar. 

Muchas de las poesías son de tema religioso, otras son de amor, hay varias sobre leyendas y aventuras de personajes de los primeros tiempos del Islam y también de profetas del antiguo y del nuevo testamento, incluyendo la leyenda del encuentro de Jesús con una calavera que le habla. También existen poemas de gran extensión que narran en verso hechos contemporáneos, como la toma de Rodas por los turcos (1522), o el asedio de Argel por Carlos V (1541). En otros se critica el comportamiento de las autoridades cristianas, la iglesia y la Inquisición. 

La huida de la población morisca del señorío de Callosa, ocurrida en 1580 es un hecho narrado y cantado por los moriscos valencianos. Se trata de una fuga protagonizada por los habitantes de Callosa, Bolulla y Algar, que en bloque marcharon, ayudados por el gobernador de Argel. Éste, con 23 navíos desembarcó en las Peñas del Albir (hoy la Serra Gelada), marchó con 1.800 hombres a Callosa y se llevó consigo a todos los moriscos, mientras los cristianos viejos se defendían en el castillo. 
El poema hallado, el número 13 del libro Cancionero morisco, lo recuerda en más de 150 versos: 

"Después de esto ¡Asistentes! Escuchad / una linda composición que desde ahora se recordará: / La historia de Callosa, Bolulla y Algar/ ¡Venid a escuchar ¡oh presentes!/ ¡Oh asistentes! era martes ese día,/ dos horas antes del mediodía/ Salieron los musulmanes del mar/ A Callosa se dirigían/ … Se levantó el arráez y habló/ Les dijo: “Gentes nobles!/ He venido a vosotros hoy/ para llevaros a tierra de musulmanes/ He venido a vosotros con toda la flota/ a sacaros de la tierra de cristianos/ sin exceptuar hombre ni mujer/ Por igual os llevo a todos".

 Se trata, recuerdan Carmen Barceló y Ana Labarta, "de un hecho que debió gozar del favor de un público que se sentía agobiado por las impertinencias e imposiciones de la autoridad cristiana, los clérigos y los vecinos". Esta fuga vino precedida de otros intentos. Como las dos investigadores recuerdan: "Entre las huidas de población morisca, cabe citar un primer intento, el año 1579, en el que se marcharon al norte de África más de 40 personas de Callosa y Polop". 

Investigadoras Carmen Barceló y Ana Labarta son catedráticas de Lengua Árabe de la Facultat de Filologia, Traducció i Comunicació de la Universitat de València. Ana Labarta ha sido profesora en las universidades de Barcelona, Zaragoza, Córdoba y se incorporó a Valencia en 1995. Carmen Barceló ha desarrollado casi toda su actividad académica en la Universitat de València, donde fue elegida la primera decana de su facultad. Son especialistas en el dialecto árabe de al-Ándalus y se vienen dedicando desde hace más de 40 años al estudio de la lengua, cultura, onomástica, historia y producción escrita y literaria de los musulmanes valencianos, desde los inicios del siglo VIII hasta su expulsión en 1609, en especial de los siglos XV y XVI. Han publicado varios libros y centenares de artículos, de forma individual o en colaboración. 

De sus estudios basados en documentación árabe de archivo cabe citar Minorías Islámicas en el País Valenciano (1984) de Carmen Barceló, La onomástica de los moriscos valencianos (1987) de Ana Labarta; Archivos moriscos (2009), publicado por ambas, y València àrab en prosa i vers (2011). Moriscos valencianos En el caso valenciano, durante el siglo XVI la mayoría morisca vivía en las zonas montañosas, lejos de los principales centros de poder. En las ciudades más significativas también estaban apartados en arrabales, como el caso de Xàtiva, Valencia, Gandia, Dénia y Orihuela. 

Cuando se produjo la expulsión, la mayoría morisca se concentraban en el eje de lo que hoy serían las comarcas entre la Ribera Alta por el norte y la Marina Baja por el sur, territorios que prácticamente quedaron vacíos. Otro núcleo significativo de moriscos es el entorno de la Sierra de Espadán.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2949249/0/poemas-moriscos-perdido-cultura-arabe-valencia/#xtor=AD-15&xts=467263